BAHIANO: “¡Gracias a dios me asocian al hit!” (entrevistas)

En esta entrevista imperdible, el cantante revisita sus inicios como cantante, se regocija con el buen momento del reggae y habla de su etapa solista.
El taxista le toca bocina, una colegiala lo señala y la mujer de ruleros que barre la vereda detiene su marcha para regalarle una sonrisa. Caminando por los adoquines sobrevaluados de Palermo Soho, Fernando “Bahiano” Hortal emana el mismo carisma que usufructuó para poner a Los Pericos en la cima. Su seguridad es tal, que ni siquiera necesita armarse de poses, dobles discursos o reacciones susceptibles. Porque, en definitiva, sabe perfectamente que su voz y sus canciones están instaladas en el inconsciente colectivo, en un universo de calvos que comparte con Luca Prodan, El Indio Solari y Gustavo Cordera. Repartiendo el tiempo entre la televisión (conduce Mp3, por Canal 7), el desarrollo de su segundo álbum solista, Nómade, y la vida familiar.
. Siempre mirando a los ojos y de discurso sincero a ultranza, el autor “Home Sweet Home”, “Caliente” y “Sin Cadenas”, entre tantos otros hits, analiza su etapa solitaria, agradece a Dios por la explosión reggae y, además, traza un paralelo entre aquel pibe dark de Freedom y éste músico para las masas. ¡Párate y mira!.

Cuatro años y dos discos son una buena medida para saber donde estás parado. ¿Cómo vibras tu etapa solista?
En la parte compositiva creo que estoy en la misma línea que vengo planteando hace ya muchos años. En cuanto a lo que es el ambiente musical, por momentos sentí que nadaba solo, en otros que estaba acompañado y también sentí que tenía que pagar un derecho de piso. Pero, entre los pro y los contra, obviamente hay muchísimos más pro. Yo estoy cómodo. Hoy manejo mis tiempos y, si no tengo ganas, realmente no hago nada. Tengo un manejo completo de mis tiempos, los cuales son un poco más colgados que en otras épocas. Igualmente, me tomé mi tiempo para ser solista. No es que me fui de Pericos y ya tenía un disco solista… ¡No! De hecho, no quería estar ni cerca del escenario. Estaba desganado por todas las boludeces que escuché a posteriori… ¡Me inflamaron! ¡Se fueron de boca mal! Por ese tiempo, empecé con Afo (Verde) a hablar y a componer, porque también descreía de todo tipo de relación humana que tenga que ver con la música. Además, tenía la oreja muy abierta y aparecieron todos los que llevan y traen… Como esos que te dicen: “Che, si te fuiste de Los Pericos, no vas a estar cantando esas canciones”. ¡Cómo que no, si las escribí yo, boludo!.

Tu segundo disco cierra con el clásico de Soda Stereo, “Hombre Al Agua”, el cual tiene una letra que, sabiendo lo que habías vivido en estos cuatro últimos años, parece todo un mensaje. ¿Es muy rebuscado pensarlo de esta forma?
(Sonríe cómplice) No… no es rebuscado pensarlo de esa manera. La letra tiene que ver con eso. Lo que pasa es que nunca hay que decir todo. Aunque no la haya escrito, esa canción tenía sensaciones que sentía familiares.

¿Ves a Nómade relacionado con tu otra faceta, la del conductor televisivo que viaja por Latinoamérica descubriendo nuevas músicas?
No, el disco es totalmente independiente de lo televisivo. El nombre del disco no está asociado a un programa sino a lo que es mi vida. Nómade desde los viajes hasta en los pensamientos. Yo podría haber aprovechado toda esa información extra, pero no. Ese tipo de libertades me las voy a dar más adelante, mucho más adelante. Lo que me dio el programa es el hecho de aprender a escuchar otras cosas. Y eso lo agradezco mucho, porque tengo una información extra.

En términos reales y aunque se la llame Música Popular, muchos de los géneros que presentas en Mp3 no son lo que la gente consume o lo que suena en la radio y a vos se te ve como un tipo asociado al hit
¡Por suerte me ven como una persona asociada al hit! Yo no me propongo ni digo: “Voy a hacer un hit”. Por suerte hay gente a la que le gusta lo que hago y lo escucha, lo escucha y lo escucha. Hay bandas que, a lo mejor, están pidiendo “¡por favor hagamos un hit!”. Yo tengo esa suerte y si la gente me asocia a lo pop, a lo popular, bienvenido sea. De hecho, en el día reggae del Pepsi hubo 23.000 personas y vos te pensas que es por el reggae underground… Vos te pensas que hoy el reggae está en ese lugar, con día, con programas de radio, con revistas, con tanta ebullición porque antes hubo una masificación del reggae. Nosotros… y acá voy a hablar en primera persona: para que pase todo esto, yo abrí esa puertita en el año ‘87. De hecho, Sumo lo había hecho y no se había instalado de la manera que se instaló. Por eso, cuando a veces dicen: “Nooo, que mal, el reggae se popularizó”, yo digo: “¡Gracias a Dios que se popularizó!”… Y vuelvo a lo primero: ¿me asocian al hit?… ¡Gracias a Dios que tengo ese don! Yo hago música para que la gente la escuche. Por ejemplo, nadie dice que toca en casamientos o fiestas de quince, pero todos lo hacen. Yo lo hago, lo digo y me la banco.

Y tenés derecho a adjudicarte ser el promotor de que la escena reggae sea tan popular en toda Hispanoamérica…
¡Claro que sí! ¡Obvio! Me acuerdo, al principio, cuando hacia notas me preguntaban cómo se pronunciaba la palabra reggae, me preguntaban sobre religión, sobre Selassie… Y les contestaba que no conocíamos esa veta porque estábamos en Sudamérica. Recién conocimos esa parte cuando fuimos a Jamaica en el año ’93 y ’94. Ahí, nos caímos de culo porque no toda la isla era reggae. La gente estaba en otra. Escuchaba música disco, hip hop, rap… El reggae estaba visto como música de clase baja y en Argentina es de clase media, es zona norte: La Lucila, San Isidro, Acasuso… la playita al lado del río con chicas lindas y deportes acuáticos. El reggae en Jamaica es de villa. Volviendo al tema, ¿¡cómo no voy a sentir derecho?!… Además, vos sabes bien como es la historia y sabes que el que metió el reggae en Pericos fui yo.
¿Alguna vez imaginaste que ese pibe que se paseaba por Freedom vestido de negro iba a llegar hasta acá?
¡No! En realidad, el que me descubre como cantante es Leo Satragno. Nunca sabía nada ni tenía un plan a largo plazo. De hecho, estabamos encerrados siempre en un lugar donde no sabía ni cuando salía el sol (risas) Siempre fui un tipo muy callado, muy reservado, muy para adentro… Una vez, estaba el micrófono ahí y Leo me dice: “¡Cantá!” y yo empecé a cantar y ahí me dice: “¡Boludo, vos tenes que cantar!” Aunque te parezca mentira, le creí y, cuando le creo a Leo, me la creo yo. Igualmente, nuestros show con elSigno eran bastante oscuros… Yo salía de un ataúd… Era una locura (risas) Después, cuando hago el primer show con Pericos en Gracias Nena, terminaba cada canción y decía “gracias”, nada más. Y los chicos me decían: “¡Dale, negro, decí algo más!”… Ya se estaban quejando desde el vamos

Recuerda que tu mensaje será previamente revisado antes de que aparezca en el blog, no dejes Spam ni mensajes fuera de lugar, toda critica es buena y serán aceptadas, Gracias por visitar el blog y esperamos tu pronta visita!!!

Publicar un comentario en la entrada

Reggae Sur

TOPO